Por: Antara Vega

Llegar al top 3 en el Campeonato Nacional de Motocross y correr en Estados Unidos un AMA, son los planes del piloto poblano de 25 años de edad, Edgar Daniel Tovar Mendo.

Actualmente Edgar Daniel –mejor conocido como “Pepito Tovar”– compite en dos campeonatos: El Nacional de Motocross, en el cual va en la cuarta posición y el Platino Plus, primera temporada, fue subcampeón; ambas en MX1 sobre su KTM 450 con el número 514.

El sueño que tuvo desde niño fue llegar a la categoría de expertos.

El sueño que tuvo desde niño fue llegar a la categoría de expertos y rivalizarse con los mejores pilotos de México, hecho está. Ahora busca subir al pódium y ¿Por qué no? Correr con los mejores del mundo. Su palmarés lo respalda; durante años ha sido constante en pulir su decisión de convertir el Motocross en su estilo de vida, lo cual, hoy por hoy, lo ha logrado.

Es así que Tovar entrena arduamente dentro de la pista con disciplina y perseverancia.

Es así que Tovar entrena arduamente dentro de la pista con disciplina y perseverancia; fuera de ella hace crossfit y bicicleta de montaña. Para perfeccionar su técnica y manejo tomó clínicas con Lalo López, Toño Martínez y Pedro González. Su pasión por las dos ruedas nació desde los 6 años de edad hasta la fecha; es un piloto competitivo, determinante y anticonformista pese al nerviosismo que tiene en la parrilla de salida, lo cual lo impulsa a concentrarse aún más y cómo él lo indica con gran énfasis, es necesario esa sensación: “Creo en Dios. Siento que en el momento en que se quita el miedo que conocemos los pilotos, en ese instante dejan de gustarte las motos”

“Mi primo Luis Fernando –“Pancho López” cómo lo conocen- fue quien me enseñó lo básico en un parque cerca de casa”

ESDEMOTOS se dirigió a la agencia Hiperbikes en la ciudad de Puebla para entrevistarlo. Ahí mostró en primera instancia, agradecimiento a cada uno de sus patrocinadores y por supuesto, reveló con tenacidad el amor a las máquinas de acero.

¿Por qué Motocross?
Invariablemente supe que quería dedicarme de lleno a este deporte pese a lo que pensaran los demás ya que, al salir de la preparatoria, la mayoría de mis amigos entraron a la Universidad, pero platiqué con mi papá René y con mi mamá Guadalupe y ellos, como siempre, me apoyaron. Desde entonces, comencé a enfocarme y prepararme de lleno para no quedarme estancado.

¿A qué edad te subiste a una moto y, cuál fue tu experiencia?
A los 5 años en una Pony Yamaha 50 que en esa época los Reyes Magos me trajeron. Mi primo Luis Fernando –“Pancho López” cómo lo conocen- fue quien me enseñó lo básico en un parque cerca de casa. Recuerdo que mi papá me llevó a una carrera y el miedo se apoderaba tanto de mí al saber que se trataba de una competencia que optó por decirme que solo era entrenamiento para animarme. Fueron dos carreras, pero al año siguiente mi padre me llevó otra vez y desde ahí, me gustó este deporte.

¿Por qué escogiste el número 514?
En las categorías amateurs corrí con el número 5. Después elegí el 514 en memoria de mi amigo, Irving Echeverría, piloto de Motocross.

¿Quién es tu rival en los dos campeonatos que llevas?
Axel Blanco, cabe destacar que somos buenos amigos.

¿Pistas favoritas?
El lugar donde entreno en la actualidad, Motocross Academy. También la Pista El Nabo en Guadalajara porque es muy técnica y exigente. Ahí se nota el nivel de los pilotos realmente y, una pista que hicieron en Puerto Escondido por la arena.

Alejandro del Río y Edgar Tovar en Hiperbikes Puebla.

¿Fracturas?
Por supuesto, tanto en carreras como en entrenamientos he tenido 13 fracturas en clavícula, muñecas, costillas; me perforé un riñón y me zafé el fémur.

¿Patrocinadores?
Hiperbikes, todo el equipo del restaurante Taco Cabo, Motocross Academy, Viral Brand México, Ryno México, Ehec, Freestyle Mastersg, Chemical Lub, Hey Dogs Shoes y Fit Eleven.

Sus patrocinadores.

¿En qué forma te ayuda tu familia?
Mis padres me apoyan en todas las decisiones que he tomado. Tengo dos hermanas, Yoselín y Yolanda, 27 y 10 años de edad respectivamente. Cuando lleva mi padre a la menor a verme competir, se emociona y me echa porras.

¿A qué mujer piloto admiras?
A Vania Medrano de Guatemala porque hace unos 7 u 8 años competimos en Intermedios y, aunque fui el único mexicano que le pudo ganar, me impresionó por la categoría en qué corrió.

¿Piloto nacional e internacional?
De México, Martín García porque cuando corrí con él para el mismo equipo siempre fue un apoyo para poder despegar. Y Antonio Cairoli por todos los campeonatos que tiene a nivel mundial. Aunque es un deporte de altas y bajas, creo que él lo ha mantenido. Me sorprende y me siento conectado con él por los años que lleva.

¿A qué edad consideras apropiado retirarte de las competencias?
Creo que entre los 30 y 32 años sería mi límite como corredor. Siento que después ya no hay más, aunque podrías mantenerte. Pero de ahí, tengo pensado ser manager de un equipo y dedicarme a buscar nuevos talentos.

Por último, tenemos una duda Edgar ¿Por qué te conocemos como “Pepito Tovar” si no te llamas José?
A los 5 años de edad, una señora me nombró así al pedirme que contara chistes de “Pepito”, lo cual hice. Ella iba acompañando a su hijo entre puros hombres en un viaje que hicimos hacia Monterrey. Desde entonces me han dicho de esa manera, aunque ya me acostumbré, creo que muchos no saben mi verdadero nombre.