Hace algunas semanas la Comisión de Motocross de FIM Latinoamérica (CMS FIM LA) me mandó a homologar la pista de Santa Cruz, Bolivia.

 

Esto para poder realizar la única válida del campeonato Latinoamericano de MX1 que se realizará los días 9, 10 y 11 de octubre, ¿pero que es homologar una pista?

Todos los años se realizan varias competencias a nivel Latinoamérica,  estas competencias deben de ser realizadas en circuitos que estén bajo ciertas especificaciones y reglamentaciones muy estrictas para garantizar la seguridad de los pilotos, el mejor desempeño del evento y el cuidado del medio ambiente; a continuación les date algunos ejemplos para homologar una pista:

Los pits deben estar en un área cercada con acceso directo al área de espera, deberá estar restringida al público, con baños y sombra para todos los pilotos, con delimitación para cada delegación

La zona de espera con un mínimo de 320 m2 totalmente cerrada con numeración (del 1 al 30) deberá contar con una puerta y un reloj a la entrada con la hora oficial.

La pista deberá tener arrancadero mecánico con capacidad de 30 pilotos con barrera trasera a 3 metros y una recta de arrancada con un mínimo de 80 metros y un máximo de 120. El largo de la pista no debe rebasar los 1750  y no estar por debajo de los 1250. El ancho deberá de ser de 8 metros y la distancia mínima entre pista y pista de 3 metros. No debe tener lavaderos ni saltos dobles o triples, también es importante verificar los caminos internos para la ambulancia y personal médico.

La Pista en Santa Cruz, Bolivia es de Arena. Foto: Dany Bellesia
La Pista en Santa Cruz, Bolivia es de Arena. Foto: Dany Bellesia

También se ve la zona de lavado que tenga contenedores de agua, la zona de mecánicos que no esté lejos del arrancadero, la secretaría del evento con luz e internet, la zona de prueba para las motos, el parque cerrado y el pódium.

Estos son solo algunos de los puntos que se deben revisar para homologar una pista, esta tendrá una validez de 3 años siempre y cuando no se modifique ninguna característica.

Llegué a Santa Cruz un sábado a las 3 a.m después de 13 horas de viaje; a las 9 de la mañana ya tenía en el hotel a 3 personas  para llevarme directamente a la pista donde me esperaban otras 20 personas además del director de Deporte de Santa Cruz. De inmediato comenzamos a verificar las diferentes zonas y tras de mí una comitiva que tomaba apuntes y fotografías. Más tarde pero con menos gente procedimos a medir la pista y en un mapa enumerar los arboles cercanos que deberían ser protegidos o podados, para entonces ya eran las 6 de la tarde y después de una rica cena a dormir un poco pues el día siguiente sería muy pesado.

El domingo se organizó una competencia local solo para que yo viera el desempeño de la pista, esto fue muy importante ya que había dado la indicación de quitar un arbolito que al final de cuentas no fue necesario; también me di cuenta que en Santa Cruz hay mucha afición y están acostumbrados a entrar en la pista; di la indicación de recortar una mesa que medía 50 metros de largo y aunque la mayoría de los pilotos locales de MX1 la brincaban, la velocidad de entrada a esta era muy alta y no daba margen de error y mucho menos si entran 3 pilotos juntos. Me percaté en un par de puntos donde pudiera haber corte de pista y así detalles que ahora mismo están trabajando en ellos.

A las 5:30 de la tarde se tenía convocada la última reunión de esta homologación donde según lo observado y medido en esos 2 días se daría o no, yo hasta entonces me había reservado la decisión y la expectativa era grande pues había varios detalles que arreglar.

El director del deporte llegó a las 6 y se comenzó la reunión, no pude contar cuanta gente había ahí, pero el salón de juntas estaba lleno y al escuchar “la pista está homologada ” los gritos y aplausos se dejaron escuchar.

De la pista me invitaron a cenar algo típico del lugar y después de un buen baño me dispuse a dormir pues el lunes a las 4:30 am tenía que estar en el aeropuerto para regresar a México

Todavía hay cosas que arreglar en Santa Cruz pero estoy tranquilo pues mi amigo y compañero de la CMS Oriel Pelegrina esta ahí verificando que cada punto que deje escrito fuera arreglado y no dudo que el Latinoamericano de MX1 en Bolivia será todo un éxito, en una pista de arena y muy técnica que no le pide nada a una pista mundialista, con pits techados con luz, con una secretaría con salón de juntas con aire acondicionado y un mini hospital con camillas, comedor para los pilotos y duchas.

Será un placer regresar a esa pista y ser presidente del jurado en la categoría reina del motocross latinoamericano.

 

{fcomment}